Atención al cliente966 011 201

Atención telefónica de: Lunes a Viernes de 09:30-13:30h.

Carros de compra

En Minidomestic nos preciamos de contar con una de las mayores gamas de carritos de compra de toda la red. Se trata de un producto que ha evolucionado mucho en los últimos años, pasando de ser una herramienta útil y práctica a la hora de ir a la compra, a instrumento que se guía por tendencias y en el que la moda ejerce una enorme influencia.

Como verás en nuestro catálogo, existen varias marcas en el mercado pero, sin duda, Rolser es una referencia. Desde la costa mediterránea, esta empresa familiar ha sabido responder a las necesidades de los compradores e incluso ha ido por delante, haciendo que los carros de compra sean un objeto de uso normal y cotidiano para los jóvenes, algo que, hasta hace unos años, no ocurría

Junto a los carritos Rolser, podemos destacar otras marcas, muy especialmente la casa Play, que ofrece modelos robustos y con diseños atrevidos para todos los públicos. Se trata de carros con un precio mayor, pero con prestaciones y características que lo justifican.

Navegando por nuestra web encontrarás cientos de carritos de la compra, con tantos modelos es fácil hacerse un lío, por ello, si tienes cualquier duda, estamos a tu disposición tanto por email, como por teléfono como por redes sociales. Recuerda que con Minidomestic tendrás tu carrito de la compra en casa en 24/48 horas con unos precios de derribo.

Configurar en sentido ascendente
por página

Cuadrícula  Lista 

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Configurar en sentido ascendente
por página

Cuadrícula  Lista 

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

¿Quieres saber más sobre los carros de compra?

Si has llegado hasta aquí probablemente quieras comprar un carro de compra, así que vamos a repasar los conceptos más importantes a la hora de elegir uno:

La importancia del chasis del carrito de compra:

El chasis es el armazón o lo que podríamos llamar el esqueleto del carro, donde se acopla la bolsa y lo que sostendrá el peso de tu compra. Antiguamente se fabricaban de hierro pero hoy en día hay nuevos materiales y prácticamente todas las marcas fabrican sus carritos de compra en aluminio, reduciendo muchísimo el peso y también mejorando su maniobrabilidad. Hoy en día, el peso medio de los carritos de compra puede ir desde algo más de tres kilos, hasta algo menos de cinco, dependiendo de sus prestaciones y capacidad.

Las nuevas tecnologías aplicadas a la construcción de los chasis de los carros de compra han dado lugar a numerosas opciones que aportan comodidad en su uso. Así, dependiendo del modelo y de la marca podemos encontrar muchos tipos de chasis, a continuación repasamos los principales:

Chasis de 2 ruedas: sencillos y económicos, son chasis que cuentan únicamente con dos ruedas, lo que implica que se tire de ellos para desplazarse. Es la forma clásica de moverse con un carrito de la compra. Generalmente llevan un soporte delantero para apoyarse y quedar erguidos.

Chasis de 4 ruedas: los chasis de cuatro ruedas cuentan con dos ruedas delanteras y dos traseras, aportando estabilidad y permitiendo al usuario un desplazamiento más cómodo. Son carritos con los que podemos desplazarnos hacia delante, no tirando de ellos, sino empujándolos.

Quizá los chasis de cuatro ruedas sean los más extendidos actualmente, permiten ese desplazamiento tanto hacia delante como hacia atrás y son mucho más maniobrables que los de dos ruedas. Además, dentro de los chasis de cuatro ruedas, encontramos carritos distintos entre sí pues, a su vez, existen varias opciones. Por ejemplo, tenemos los chasis básicos de cuatro ruedas, con dos ruedas simples delante y dos detrás, pero también los chasis con doble rueda delantera, en este caso, la rueda trasera es una rueda sencilla, pero la delantera es doble, lo que permite una mayor consistencia en el chasis al repartir el peso de la compra en la parte delantera del carrito en dos ruedas dobles. Esta característica es aún más interesante en aquellos modelos que incorporan ruedas giratorias, es decir, las ruedas dobles delanteras giran sobre su propio eje, esto supone que el usuario ya no gira el carrito haciendo fuerza a izquierda o derecha, sino que un simple movimiento hacia el lado que queramos desplazarnos, hará que el carrito gire suavemente. Tanto la marca Rolser, como la marca Play cuentan con carritos de estas características.

Chasis de 6 ruedas: los chasis de seis ruedas son menos comunes, pero tienen una gran utilidad. Rolser es sin duda el especialista en este tipo de chasis que está diseñado específicamente para subir escaleras con poco esfuerzo. Estos chasis cuentan con tres ruedas a cada lado, estas tres ruedas están construidas formando un triángulo, de manera que mientras nos desplazamos en llano con el carrito, dos de ellas están en contacto con el suelo, mientras la tercera queda en la parte superior. Cuando nos disponemos a subir una escalera, el eje de las tres ruedas gira, de manera que la superior se coloca en el escalón superior y permite subirlo sin la necesidad de empujar con tanta fuerza hacia arriba. Sin duda el uso de este tipo de carritos de compra es práctico para aquellas personas que necesitan subir escaleras en casa.

Carritos de compra plegables

Los carros plegables con ideales para aquellos que sufren de falta de espacio en su vivienda, para quienes necesitan transportarlo en vacío en el coche o, simplemente, no quieren que el carrito les estorbe cuando no están haciendo la compra.

Sin embargo, conviene destacar que existen numerosas formas de plegar un carrito, todas ellas dependen de la construcción de su chasis. Al comprar nuestro carrito, debemos fijarnos en qué tipo de plegado tiene, pues son muy variados.

El chasis plegable más simple es aquel que simplemente pliega las ruedas delanteras para ocupar menos espacio. En altura, el carrito sigue ocupando lo mismo, pero en profundidad se ganan unos centímetros, lo que nos permite almacenarlo en pequeños recovecos de la casa o en armarios con poco espacio. Además, este tipo de plegado dota al carro de la posibilidad de funcionar como un carro de dos ruedas.

Otros tipos de carritos plegables, además de permitir el plegado de las ruedas, permiten disminuir su altura mediante la incorporación de tubos de aluminio telescópicos. Con un sencillo movimiento, podremos dejar el carrito en la mitad de su altura, pudiéndolo trasportar fácilmente en el coche y, por supuesto, facilitando enormemente su almacenaje en casa.

Por último, cabe destacar los carritos que podemos denominar totalmente plegables, no existen muchos modelos en el mercado y, debido a esta característica, sus opciones de capacidad y manejo son más limitadas, pero a cambio conseguimos que el carrito sea tan plegable que se convierte en un bolso de mano.

¿Cómo son las bolsas de los carritos de compra?

Junto con el chasis, la bolsa del carrito es el elemento más importante. Normalmente las bolsas están fabricadas en nylon, un tipo de tejido muy conocido por ser resistente y fácil de limpiar. Dependiendo de la marca y el modelo encontraremos diferentes tamaños y formas de bolsas.

En cuanto a la forma de las bolsas de los carritos, encontramos desde las bolsas clásicas con forma cuadrada, muy cómodas porque un armazón las mantiene siempre con el espacio interior abierto, hasta bolsas flexibles con forma de mochila, que se van adaptando a la compra que vamos introduciendo.

Por otro lado, el tamaño de la bolsa del carrito de compra marcará la capacidad del mismo, tanto es así que las bolsas de los carritos se clasifican en función de su capacidad o volumen en litros. Las más pequeñas suelen tener en torno a los 40 litros de capacidad y las más grandes pueden llegar casi hasta los 60 litros.

Dicho esto, existe una pregunta que nos solemos hacer con frecuencia: ¿Qué capacidad tiene un carrito de la compra? Seríamos injustos si afirmásemos que con lo explicado hasta ahora estamos respondiendo a esta cuestión, y es que no debemos confundir la capacidad del carrito con el peso que el carrito de compra aguanta. Las bolsas pueden estar diseñadas para alcanzar hasta un determinado volumen, cuarenta, cincuenta y hasta sesenta litros, pero al final es el chasis del carrito el que nos va a permitir cargar más o menos. Por norma general, los chasis de los carritos de compra soportan un máximo de 20 kilos, a partir de aquí el chasis sufre, el carrito es incómodo en su desplazamiento y podemos acabar rompiéndolo o, cuando menos, disminuyendo su vida útil.

Por último, una característica importante al elegir nuestro carrito es el tipo de cierre y apertura, ya que podremos encontrar carros con apertura por solapa con velcro, con cordón, con cremallera o con hebilla. En este caso depende de lo que cada uno considere más cómodo o seguro.

MiniDomestic solicita su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012 Ampliar información
X