Atención al cliente966 011 201

Atención telefónica de: Lunes a Viernes de 09:30-13:30h.

Depiladoras eléctricas

El mundo de la depilación ha cambiado considerablemente en los últimos años, las depiladoras eléctricas se han convertido en un estándar y han surgido nuevos productos, como la depiladora IPL o depiladora de luz pulsada, que hasta hace poco únicamente se podía encontrar en ámbitos profesionales.

En nuestro catálogo de máquinas depiladoras encontrarás depiladoras eléctricas de todo tipo, desde las clásicas depiladoras de arranque tipo “epilady” hasta las depiladoras IPL e incluso depiladoras de cera, también conocidas como depilceras. Igualmente, disponemos de las principales marcas del mercado, con sus modelos más característicos y novedosos, por ejemplo, la serie de depiladoras eléctricas más popular de Braun es la serie Silk Epil, dentro de ella la marca nos ofrece un amplio abanico de modelos con un rango de precios para todos los bolsillos. Philips destaca por su gama de depiladoras IPL (depilación mediante luz pulsada), mientras otras marcas del mercado, como Rowenta, Beurer o Solac nos presentan modelos eléctricos y de cera con interesantes prestaciones.

Configurar en sentido ascendente
por página

Cuadrícula  Lista 

  1. 1
  2. 2
Configurar en sentido ascendente
por página

Cuadrícula  Lista 

  1. 1
  2. 2

¿Qué tipos de depiladora hay en el mercado?

La llegada al ámbito doméstico de la fotodepilación ha supuesto que la tipología de productos de depilación se haya incrementado considerablemente. Además, la innovación y creatividad de las marcas dan lugar a máquinas que aúnan en una sola depiladora distintos tipos de depilación, es por ello que, a continuación, aunque hablaremos de tipos de depiladoras, en realidad debemos entender la clasificación como tipos de depilación que, generalmente, se manifiestan en la incorporación de distintos cabezales en un mismo producto.

  1. Depiladoras afeitadoras. También conocidas como afeitadoras corporales, no son utilizadas únicamente por mujeres, sino también por hombres. Este tipo de depiladoras no arrancan el vello de raíz, sino que lo rasuran, funcionando, en gran medida, como una afeitadora. Son poco o nada dolorosas, pero el rasurado es poco duradero y la frecuencia con la que hay que depilarse debe ser mayor. Es extraño que una máquina depiladora cuente únicamente con este sistema, normalmente es una posibilidad que se ofrece a través de un accesorio o cabezal de afeitado o también llamado rasurado. Estos cabezales también se denominan perfiladoras, pues nos permiten definir de forma muy precisa el rasurado.
  2. Depiladoras de arranque. Al contrario que las anteriores, este tipo de depiladoras arrancan el vello de raíz. Funcionan con una serie de rodillos que actúan a modo de pinzas que aprisionan el pelo y lo extraen. Suelen ser más dolorosas que las rasuradoras, pero su efecto es mucho más prolongado en el tiempo y la suavidad resultante en la piel es mucho mayor. Cabe destacar que la mayoría de modelos cuentan con distintos cabezales de arranque que se adaptan a distintas partes del cuerpo, minimizando así el dolor y adaptándose mejor a las distintas zonas a depilar.
  3. Depiladoras de cera o depilceras. Se trata de un producto clásico en el mundo de la depilación y su funcionamiento es básico: la depiladora calienta la cera, que se aplica sobre el vello y, una vez se enfría, se tira de ella arrancando así el vello desde la raíz. Obviamente, no es un proceso indoloro, la depilación a la cera es el sistema más doloroso, pero también rápido.
  4. Fotodepiladoras: depiladoras IPL y depiladoras Láser. Aunque en muchas ocasiones se confunden, la depilación láser no es lo mismo que la depilación IPL. A continuación describiremos en qué se diferencian, pero antes, podemos exponer en qué se parecen y, por tanto, cuáles son las principales características de la fotodepilación. La más importante es que su efecto no es inmediato, sino que se consigue en base a la repetición, ya que el pelo, gracias a la emisión de luz, se va degradando y paulatinamente se va quemando la raíz. Otro rasgo importante viene dado por el color de la piel y del vello, pues dependiendo de ellos, la fotodepilación puede no ser aconsejable. Principalmente esto ocurre con pieles muy pálidas o muy bronceadas y pelos pelirrojos o muy rubios. Es conveniente consultar con un dermatólogo en caso de presentar estas características. Las diferencias entre láser e IPL son principalmente técnicas, pero afectan también a los resultados, la luz de la técnica láser es una luz continua con una determinada longitud de onda, mientras que la luz de la técnica IPL son pulsos de luz con otra longitud distinta que es variable, en condiciones óptimas ambas técnicas deberían ser igualmente eficientes, sin embargo no es común que todo sea perfecto, la piel, el color del pelo u otros factores ambientales pueden mermar la efectividad y es en éste plano en el que las depiladoras IPL tienen un mayor rango de aplicación, principalmente gracias a que utiliza una longitud de onda variable y, con una sola depiladora, se pueden tratar varios tipos de vello. Es por ello que las principales marcas de cuidado personal han dirigido sus modelos hacia la producción de depiladoras IPL en mayor medida que depiladoras láser.
MiniDomestic solicita su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012 Ampliar información
X