Atención al cliente966 011 201

Atención telefónica de: Lunes a Viernes de 09:30-13:30h.

Máquinas de afeitar

Existen en el mercado multitud de modelos de maquinillas de afeitar, pero son dos las marcas que marcan la diferencia: Braun y Philips. En Minidomestic tratamos de poner a tu disposición las últimas afeitadoras de ambas marcas, las más modernas con las prestaciones más innovadoras, pero también te presentamos las máquinas de afeitar de gama media, artículos que cumplen perfectamente su función sin la necesidad de hacer un gasto exagerado.

Al comprar tu afeitadora debes tener en cuenta muchos factores, el sistema de afeitado, la facilidad para encontrar recambios, que tenga o no batería, su duración, que cuente con cabezales complementarios, etc.

Configurar en sentido ascendente
por página

Cuadrícula  Lista 

  1. 1
  2. 2
Configurar en sentido ascendente
por página

Cuadrícula  Lista 

  1. 1
  2. 2

¿Cuál es el mejor sistema de afeitado?

Esta es una pregunta que nos hemos hecho en multitud de ocasiones, por desgracia no tiene una respuesta única, existen en el mercado muchísimos modelos, con prestaciones más o menos avanzadas y resultaría difícil afirmar tajantemente que uno de ellos está por encima de todos los demás. Sin embargo, sí podemos saber qué sistema de afeitado se adapta mejor a nuestras necesidades.

Entre todos los sistemas de afeitado del mercado destacan los de Braun y Philips, ambos son diferentes y ambos son altamente efectivos. En términos generales diremos que la diferencia radica en que Braun corta a través de unas cuchillas que se sitúan bajo una lámina en el cabezal, mientras las máquinas de Philips cuentan con cabezales rotatorios bajo los cuales se encuentran las cuchillas de corte.

¿Cómo funcionan las maquinillas de afeitar Braun?

Si observamos la forma de las máquinas Braun, vemos que el cabezal de afeitado dispone de una lámina curvada que parece lisa al tacto, esta lámina cuenta con orificios pequeños que dejan pasar los pelos de la barba. Bajo esta lámina se encuentra un conjunto de cuchillas que se mueven a derecha e izquierda. El funcionamiento es sencillo, al apoyar la lámina en la cara e ir moviéndola, los pelos de la barba penetran por los orificios y las láminas se encargan de cortarlos.

¿Cómo funcionan las maquinillas de afeitar Philips?

Al contrario que las afeitadoras Braun, las de Philips cuentan con un cabezal compuesto por tres cabezas circulares que la marca ha bautizado como conjunto cortante. Estos círculos cuentan con pequeñas ranuras por las que pasan los pelos y, bajo ellos, Philips monta una secuencia de cuchillas circulares que rotan a toda velocidad. Cuando un pelo pasa por las ranuras antes mencionadas, las cuchillas lo cortan.

¿Por qué es importante prestar atención al tipo de afeitado?

Si ambos sistemas de afeitado son tan eficaces y de tanta calidad, podríamos pensar que es indiferente comprar una afeitadora Philips o una Braun, sin embargo no es así. El vello facial tiene un efecto memoria que “recuerda” cómo se ha cortado una barba, es decir, si tenemos costumbre de afeitarnos con una máquina Philips y cambiamos a una Braun, observaremos que el apurado y, en general, la experiencia de afeitado no es la misma. Esto ocurriría exactamente igual en el caso contrario y es así por ese efecto memoria. Es por ello que no es recomendable cambiar de sistema de afeitado o, si lo hacemos, que seamos conscientes de que nuestra barba necesitará unos cuantos afeitados para acostumbrarse.

Aparte de estas consideraciones, debemos tener en cuenta que la sensibilidad de la piel es diferente en cada barba y habrá personas que cuya piel pueda irritarse al utilizar por primera vez un tipo de afeitado u otro. Lo ideal es que la afeitadora corte la mayor cantidad de pelos en una sola pasada, pues cuantas más pasadas nos demos más posibilidades de irritar nuestra piel tendremos. Para conseguir esto, las marcas de afeitadoras eléctricas incorporan cada vez más prestaciones y tecnologías a sus modelos. En cualquier caso, aplicar una loción after shave solucionará este problema en los primeros afeitados y nuestra piel se acostumbrará con el paso del tiempo.

Otros factores a tener en cuenta al comprar una afeitadora

Como decíamos antes, además del sistema de afeitado, hay multitud de factores que debemos contemplar al elegir una maquinilla de afeitar. Muchos de ellos dependerán exclusivamente del uso que hagamos y nuestra costumbre al afeitarnos.

Por ejemplo, está muy de moda afeitarse bajo la ducha, si es tu caso, deberás elegir una afeitadora que permita este uso, tanto Philips como Braun han desarrollado modelos a prueba de agua y, además, es práctico porque la limpieza es más rápida.

Es crucial que el cabezal de la afeitadora se adapte a tu cara, por ello cuando elijas una maquinilla fíjate en qué movimientos puede hacer el cabezal, éste debe flexionarse para orientar los pelos hacia las cuchillas, de este modo cuando des una pasada estarás accediendo a todas las zonas de tu cara y el afeitado será más eficiente.

Otra cuestión importante es la batería, pues encontramos afeitadoras sencillas que deben estar siempre enchufadas para funcionar. Si quieres libertad de movimientos y una mayor comodidad en tu experiencia de afeitado necesitarás una maquinilla con una batería que te dé garantías, tanto a la hora de mantener la potencia del afeitado, como en lo que se refiere a la duración del mismo.

En algunos modelos de gamas medias y altas, los fabricantes de afeitadoras incorporan velocidades de corte, es decir, se puede regular la velocidad a la que se mueven las cuchillas de modo que nuestro afeitado puede ser más corto y potente, o bien más concienzudo y llevar más tiempo.

Una función básica que incorporan muchas afeitadoras es el corta patillas. Suele ser una pequeña placa con una cuchilla especial que se sitúa tras el cabezal de corte y que nos permite recortar las patillas de una forma sencilla y cómoda. Tenlo presente al comprar tu afeitadora, pues la utilizarás en todos tus afeitados.

Muchas afeitadoras cuentan con cabezales intercambiables que convierten la maquinilla en algo más que una simple afeitadora. Si quieres tener un todo en uno, puedes buscar un modelo que sirva también como afeitadora corporal e incluso para cortar los pelos de nariz y orejas.

Para finalizar, debemos destacar la importancia de realizar una buena limpieza y mantenimiento de nuestra afeitadora, pues alargará la vida de la maquinilla y, sobre todo, de las cuchillas, que tendremos que remplazar con menor frecuencia y, de este modo, obtener un buen ahorro.

MiniDomestic solicita su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012 Ampliar información
X